¿Herejia?

windows_7

Este post…es una nota de opinión de la redacción de Kriptópolis la cual transcribo, por que me pareció haber oído lo mismo por estos lares, y de boca de varios fundamentalistas del sistema operativo del pingüino. No es para entrar en polémica, pero somos varios…
“Mi reciente nota favorable a Windows 7 parece haber producido cierta perplejidad en quienes ven el mundo informático como un “conmigo o contra mí”. Y eso incluye tanto a los fanáticos del software libre como a los de Windows.
Algún lector ha llegado a pedirme que me “posicione” al respecto, sospechando quizás que una broma mía pudiera tener visos de realidad. Me está bien, por alimentar “paranoias”.
Vaya por delante que no considero que tenga la obligación de posicionarme, ni que tal posicionamiento personal pueda tener ninguna repercusión en el mundo real, pero a fin de despejar posibles equívocos, y aun a sabiendas de que mis palabras no convencerán -e incluso molestarán- a cualquier radical (sea del bando que sea), intentaré comentar un poco mi evolución personal respecto a la guerra santa de los sistemas operativos…
Vengo utilizando Linux (GNU/Linux para los pedantes) desde mediados de la última década del siglo pasado, es decir, unos doce o trece años. Al principio lo utilizaba por mera curiosidad, y de forma marginal con respecto a Windows NT, que era lo que usaba el 95% del tiempo. A medida que las distros linux se iban haciendo más amigables, mi tiempo utilizándolas fue en aumento, hasta el punto de que prácticamente no utilicé Windows 95/98/Me, muy poco XP y casi nada Vista. Cuando Linux llegó a ocupar el 95% de mi actividad informática, en detrimento del uso de cualquier Windows, no pude evitar cierta actitud evangelizadora, que ha podido dar lugar -lo reconozco- a no pocos equívocos.
Pero vayamos a lo que más importa: el presente. En el momento actual (y como mucho antes les ocurrió a otros) estoy bastante desencantado con Linux, hasta el punto de que sólo mantengo un Mandriva 2009 One en un portátil… que apenas uso. Mi PDA utiliza Windows Mobile, mi ordenador de sobremesa Windows 7 beta y mi Asus Windows XP.
¿Cómo ha podido llegar un “creyente” a caer en la “herejía”? Por puro desencanto. En mi opinión Linux ha evolucionado en algunos aspectos (mucho en usabilidad y acercamiento al usuario tipo, así como en soporte de dispositivos) e involucionado en otros (la calidad de los entornos de escritorio, por ejemplo). Doy por supuesto que muchos no compartiréis mis opiniones y me parece perfecto, pero el día que me dí cuenta de que prefería quedarme anclado en KDE 3.5 en lugar de asumir KDE 4 como inevitable (o recurrir al anticuado Gnome para evitar el mal trago) mi satisfacción con Linux comenzó a declinar. Y nadie puede reprocharme no haberlo intentado: hubo fines de semana en que instalé y probé 3 ó 4 de las distros más recientes, con idéntica sensación de dejà vu. Y no me habléis ahora de BSD, que también lo he probado hasta la saciedad: más de lo mismo (KDE vs. Gnome), pero teniendo que reaprender lo aprendido durante tantos años y con más tiempo que dedicar a la investigación en la Web de los problemas que van surgiendo.
A todo esto se añade un profundo cambio en mi situación personal y profesional que me aleja de la informática como objeto de estudio y divertimento, y sitúa al ordenador exclusivamente como herramienta, con muy poco tiempo que dedicarle a su constante seguimiento y puesta a punto.
Por eso quizás Windows 7 me llegó en el momento más oportuno, aportándome la dosis de novedad que hace tiempo venía necesitando y la comodidad que ahora mismo requiero. Si a eso le sumo un comportamiento impecable desde el primer momento, pese a un uso intensivo diario, se cierra el círculo.
Nunca me faltó nada en Linux, como tampoco me falta ahora en Windows 7. De hecho el sitio que ahora contempláis fue rediseñado, copiado, restaurado, editado y publicado completamente desde Windows 7, de la misma forma en que todas las versiones anteriores lo fueron desde Linux.
Para colmo, y como ya expliqué, mi pequeño Asus funciona infinitamente mejor y más rápido con el vetusto XP que con cualquier flamante distro Linux (algo que, por otra parte, me venían diciendo mis amigos y a lo que yo hacía oídos sordos). Quizás ésa ha sido la gota que ha colmado el vaso.
En mi opinión Linux no ha evolucionado en estos años lo suficiente como para representar una alternativa capaz de amenazar el monopolio Windows. No me parece de recibo que un sistema operativo -XP- que tiene ¿siete? años funcione mejor en un equipo de última hornada -un notebook- que cualquier Linux.
Por supuesto que todo lo que digo es una opinión personal (la mía), absolutamente subjetiva y que nadie está obligado a compartir. De hecho presiento que este posicionamiento público sólo me atraerá desprecio e insultos de ambos “bandos”: los que nunca me tragaron ni me tragarán y los que confundieron -a veces con razón- mi anterior entusiasmo hacia linux con una profesión de fe.
Digamos que desde un punto de vista “religioso” (que es como suelen tomarse estas cosas) he pasado de mi fe en Linux al agnosticismo más total, es decir, a respetar muy profundamente que cada cual utilice lo que mejor le parezca.
Ojo: digo agnosticismo, no entrega ferviente a la secta contraria. Si mañana Linux me demuestra otra cosa no le niego la capacidad de (re)ilusionarme.
Hoy por hoy, estoy decepcionado”.

Fuente: http://www.kriptopolis.org/herejia

Anuncios
Explore posts in the same categories: Noticias en general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: